Jueves, 22 Noviembre 2012 07:54

LOS MOLINOS DEL RIO PERALES (Navalagamella)

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Lugar: Navalagamella

Longitud: 7.325 kms

Dificultad: baja

Tiempo estimado: 2 horas 30 minutos

Tipo de sendero: circular

 

CÓMO LLEGAR: por la M-40 hasta la salida 41 para coger la M-503 en dirección Villanueva de la Cañada. Se toma la M-600 y, posteriormente, la M-510 dirección Navalagamella. Nada más entrar al pueblo, está la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Estrella.

 

Los restos de los antiguos molinos hidráulicos, magníficos encinares en los que habitan numerosas especies de aves y la variada vegetación de ribera que se da a orillas del río Perales son los principales puntos de interés de esta ruta circular a pie con punto de partida y de llegada en la iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Estrella, en la localidad de Navalagamella.  La ubicación geográfica del municipio hizo que éste se convirtiera, antiguamente, en un importante cruce de caminos, algo que en la actualidad queda patente gracias a las casi una veintena de vías pecuarias que lo atraviesan. De todas ellas destaca el tramo de la Cañada Real Leonesa (una de las de mayor importancia para la trashumancia en la Península Ibérica), que bordea el casco urbano. El recorrido es sencillo y está perfectamente señalizado. Además, a lo largo de toda la ruta, hay habilitados varios paneles con información sobre el itinerario y las distintas especies de flora y fauna que se dan en la zona.

Desde la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Estrella se va por la acera que discurre a su izquierda, junto a la carretera que conduce hacia el pueblo. Se atraviesa el casco urbano hasta llegar a la calle de San Sebastián, por la que hay que seguir hasta encontrar una pista de tierra que arranca a su izquierda y que lleva hasta el Mirador del Hondillo, situado en las antiguas eras del pueblo y desde el que se obtienen unas espectaculares vistas del entorno natural del municipio.mirador hondillo

Desde el mirador, la ruta continúa girando a la derecha, por una pista en la que está prohibido el paso de vehículos y junto a la que puede verse una señal que indica que el recorrido pasa por una de las muchas vías pecuarias existentes en Navalagamella. Tras dejar a mano derecha un pequeño descansadero al que se regresará en el camino de vuelta de la ruta, aparece otra nueva zona e descanso en la que merece la pena realzar una parada para leer los paneles informativos que hay habilitados. En uno de ellos se explican las principales características de la encina, pues la ruta avanza atravesando un espléndido encinar. Este árbol, representativo de los paisajes ibéricos, es muy longevo (existen ejemplares de más de 800 años de edad) tiene las hojas duras, perennes, brillantes y de color verde oscuro y la copa densa y amplia.  En el término municipal de Navalagamella hay un ejemplar de encina declarado Árbol Singular de la Comunidad de Madrid debido a su curioso porte en forma de seta y a su copa, con un diámetro superior a los 12 metros. Otro de los paneles informa sobre las aves de este tipo de bosque. Especialmente importantes son las rapaces.

molinosrioperalesSe sigue andando por la pista principal y, al rato, se llega a una bifurcación y a un antiguo puente sobre un pequeño cauce de agua. En este punto, hay que girar hacia la derecha. La ruta continúa por un camino entre piedras que termina en unos lanchares que hay que cruzar. El itinerario empieza a adentrarse en un bosque de ribera y a acercarse al nacimiento del río Perales. Después de recorrer 235 metros más, se pasa junto a una enorme tubería de conducción de aguas que queda a mano izquierda y que forma parte del sistema de conducción de aguas entre los embalses de Picadas y Vamayor, propiedad del Canal de Isabel II.

Por el sendero principal se llega hasta unas escaleras de piedra que hay que bajar para continuar por la ruta. Así se alcanzan los antiguos molinos de cubo (un tipo de molino hidráulico que fue muy representativo de la zona) que se mantienen en pie a lo largo del río Perales.

Antaño, formaban parte de una importante industria que buscaba la energía del agua para moler cereales y producir harina, y son el reflejo de la importancia económica que tuvo esta zona en otros tiempos. Para aprovechar la fuerza del agua era necesario construir los molinos sobre un cauce. Como el río sólo adquiría suficiente caudal con las crecidas del invierno y la primavera, el molinero únicamente trabajaba la mitad del año.

Tras pasar los molinos, la ruta continúa girando a la derecha, junto a una valla de madera, y descendiendo hasta desembocar en un camino más ancho donde hay un par de paneles informativos y por el que se sigue de frente. El sendero vuelve a estrecharse y avanza en paralelo a una alambrada que cerca una finca. 100 metros después, se alcanza un puente hecho con tablas de madera que salva un arroyo y que hay que cruzar para llegar, nuevamente, junto al primer y pequeño descansadero por el que se pasó en la ida. Hay que girar a la izquierda y deshacer el camino andado para llegar al final de la ruta.

Fuente: REDIAM

 Para más información, puedes clicar aquí.

 ¡Consulta consejos para hacer senderismo con perros clicando aquí!

Visto 4344 veces Modificado por última vez en Miércoles, 21 Enero 2015 08:59

¡COMPARTIR ESTA INFORMACIÓN!

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

CONTACTAR CON EL PROPIETARIO

Nombre: *


Email: *


Teléfono


Asunto: *


Mensaje:

Enviar copia de este mensaje a su dirección de e-mail

Security Code: *

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

¡SÍGUENOS!

facebook   google-plus   youtube

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas por el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra Política de Cookies.

Acepto las cookies de este sitio.