Imprimir esta página

SENDERO EL PIMPOLLAR (Cortés de la Frontera)

Valora este artículo
(0 votos)

Lugar: Cortés de la Frontera

Longitud: 3 kms

Dificultad: baja

Tiempo estimado: 1 hora

Tipo de sendero: circular

Sombra: poca o nula

 

CÓMO LLEGAR: Desde Cortés de la Frontera tomar la A-373, en sentido sur. Tras recorrer unos 4 kms encontramos un área recreativa y un albergue juvenil. El sendero se inicia justo en el área recreativa.

 

Desde el área recreativa de Cortés de la Frontera realizaremos un sendero circular por un alcornocal de árbolesPimpollar3 centenarios. En dicha área recreativa es donde el pueblo celebra su romería.

Cruzamos una angarilla, que es como se conoce en el medio rural a las cancelas, y comenzamos un suave ascenso por una pista forestal. Caminaremos por un alcornocal salpicado de pinos de repoblación con su sotobosque característico, compuesto de brezos, jaras, aulagas y helechos. En el camino veremos una serie de colmenas, de rica miel, actividad económica sostenible de la zona, junto al aprovechamiento del corcho. La pista forestal por la que caminamos deja paso a una vía de saca ( vías que se realizan con motivo del descorche, y que permiten el acceso de maquinaria y personal a zonas de difícil acceso). Poco antes de coronar la loma por la que ascendemos, nos encontramos con una calera, construida con piedras areniscas, justo donde se produce el contacto entre los suelos de areniscas, propios del alcornocal con las calizas de la Sierra de los Pinos.  Desde este punto tenemos unas excelentes vistas de Cortés de la Frontera.

Continuaremos nuestro recorrido ascendiendo suavemente por el lateral de un cortafuegos.  Una vez coronada la loma, volveremos a adentrarnos en el alcornocal para descender hasta el inicio del sendero. La vegetación arbórea Pimpollar4deja paso a las retamas, jerguenes y aulagas, permitiéndonos unas excelentes vistas de la bahía de Algeciras y del denso alcornocal que se extiende ante nosotros.

Al poco tiempo llegamos a un cortijo en ruinas conocido cono Cortijo del Cañuelo, con una formidable higuera junto al camino. Seguimos bajando y tras pasar junto a varias ruinas más, y guiados por la señalización, cruzamos un pequeño arroyo. En nuestro paseo, sobre todo en otoño, escucharemos los ciervos en la berrea y veremos multitud de setas como la yema de huevo.

Estamos de nuevo en el área recreativa.

Fuente: REDIAM

 

Para más información, puedes clicar aquí.

Consulta consejos sobre senderismo con perros clicando aquí.

 

articulos senderismo

¡COMPARTIR ESTA INFORMACIÓN!

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Artículos relacionados (por etiqueta)

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas por el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra Política de Cookies.

Acepto las cookies de este sitio.