RIO EL BURGO-FUENSANTA (El Burgo)

Valora este artículo
(0 votos)

Lugar: El Burgo

Longitud: 2.5 kms

Dificultad: baja

Tiempo estimado: 1 hora 30 minutos

Tipo de sendero: lineal

Sombra: frecuente

CÓMO LLEGARDesde Ronda tomar la A-366, sentido este, hasta El Burgo. Atravesar el pueblo y justo después de cruzar el río del Burgo a la derecha se inicia el sendero.

 

Este es un itinerario que nos llevará hasta uno de los enclaves más atractivos del parque natural: La Fuensanta. Un lugar de especial encanto por la frondosidad de su vegetación que ha sido dotado de un área recreativa entorno aELBURGO LAFUENSANTA01 una vieja construcción molinera del siglo XVIII.

A lo largo del camino podremos apreciar un paisaje dominado por un denso pinar en plena regeneración y admirar la belleza de centenarios olivares.

Iniciamos el sendero junto al puente que, en la salida hacia Junquera, pasa sobre el río del Burgo. Podemos ver en este punto diversos carteles informativos, así como una flecha del sendero de gran recorrido GR-243. En apenas 100 metros, una fuente a la izquierda del carril nos permitirá repostar agua. Enseguida alcanzamos un cruce en el que tomaremos a la izquierda para iniciar una subida.

Aprovechando que hemos ganado altura sobre el pueblo, echaremos la vista hacia atrás para ver la bella estampa del casco urbano de El Burgo y, al fondo, la Sierra de Alcaparaín. Remontando poco a poco por la pista forestal, alcanzaremos en poco más de 1 km una bifurcación en la que tomaremos por una senda a la derecha, siguiendo las indicaciones del sendero de gran recorrido GR-243. Tras este cruce sólo restan unos 200 metros de subida hasta llegar al puerto del Lobo.

Al llegar a este punto alcanzamos la cota máxima de la ruta (721 metros). En poco menos de un kilómetro y medio hemos ascendido 200 metros. Desde aquí, y hasta nuestro destino final, la vereda serpentea cuesta abajo adentrándose en un cerrado bosque de pino carrasco. Este pinar es consecuencia de la regeneración natural del ELBURGO LAFUENSANTA03monte tras el abandono, hace ya tiempo, de las labores agrícolas. De hecho, nos llamarán la atención unos frondosos y centenarios olivos retorciendo sus ramas entre los pinos. No obstante la frondosidad del pinar, en algunos tramos podremos mirar por encima de las copas y hacer un alto en el camino para admirar el impresionante macizo de Sierra Prieta al noreste.

Continuando la marcha, nuevamente hemos de estar atentos a lo que parecen sendas que se separan de la que nosotros seguimos; son veredas formadas por el ir y venir de animales domésticos y silvestres, los cuales gustan de atajar y tomar el camino más corto. Nosotros continuaremos siempre por la derecha.

Poco a poco, y conforme descendemos, observaremos con mayor frecuencia pies de olivos aislados entre los pinos, hasta llegar, casi bruscamente, a un olivar a modo de isla rodeado por todos lados de pinos, tras el cual se elevan majestuosas las copas de una espléndida chopera, con pies de más de 30 metros. Es la señal de que hemos llegado al área recreativa de la Fuensanta. En las inmediaciones, existe un nacimiento de agua que aporta la mayor parte del caudal al arroyo del mismo nombre que por allí discurre. En la cercanía se encuentra también el refugio de la Fuensanta.

Fuente: REDIAM

Para más información, puedes clicar aquí.

Consulta consejos sobre senderismo con perros clicando aquí.

 

articulos senderismo

¡COMPARTIR ESTA INFORMACIÓN!

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

¡SÍGUENOS!

facebook     youtube

 

Hoteles Playa Senator

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas por el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra Política de Cookies.

Acepto las cookies de este sitio.