SENDERO CORTIJO DEL FRAILE MONTANO - HORNILLO (Níjar)

Valora este artículo
(0 votos)

Lugar: Níjar

Longitud: 7.7 kms

Dificultad: baja

Tiempo estimado: 3 horas

Tipo de sendero: circular

Sombra: escasa

 

CÓMO LLEGAR: Más o menos a medio camino entre Rodalquilar y Los Albaricoques, hay que tomar una derivación al norte que lleva al cortijo del Fraile, donde se inicia el sendero.

El cortijo del Fraile debe su fama a un crimen ocurrido en los años veinte del pasado siglo, cuando una novia huía de una boda arreglada, y que inspiró la obra “Bodas de Sangre”.

La dura vida de los campesinos de entonces (trabajo, aislamiento y pobreza) dejó su huella en el paisaje, que hacortijofraile seguido evolucionando para acoger carreteras, regadíos, cultivos ecológicos o al turismo. La naturaleza esteparia se mantiene como telón de fondo de este devenir histórico, y será para muchos, sin duda, el principal aliciente del sendero.

Partiremos desde el cortijo del Fraile, uno de los lugares más populares del parque natural por su proyección literaria y, también, por sus valores arquitectónicos e históricos. Podremos llegar desde la pista que une Rodalquilar y Los Albaricoques. Más o menos a medio camino entre las dos poblaciones, parte una derivación al norte, recta y con hileras de pitas en las márgenes, que dan una característica pincelada paisajística a la llanura de tierra de labor que atraviesa. Por ella recorreremos kilómetro y medio hasta el cortijo; un acercamiento al inicio del sendero que constituye una experiencia muy aprovechable.

El cortijo es un amplio complejo de construcciones que incluye viviendas, capilla, patios, almacenes, cuadras, pozos o aljibes, y también dos eras en la parte norte, a la que nos deberemos dirigir para iniciar el camino. Los campos de cultivo de alrededor dan sentido a la existencia del cortijo. Hoy, paradójicamente, vemos los edificios en decadencia y la explotación agrícola revalorizada con cultivos ecológicos en regadío. Junto a las eras hay una bifurcación en la que tomaremos a la derecha y volveremos por el camino que tenemos ahora de frente.

cortijofraile2Pasaremos a unos doscientos metros de las instalaciones mineras de St. Joe, que se construyeron en la década de los ochenta del pasado siglo, en un último intento de extraer oro utilizando nuevas tecnologías metalúrgicas, a partir de minerales con leyes de algo más de un gramo de oro por tonelada. En 1990 dejaron de funcionar y, con ellas, las minas auríferas de Rodalquilar.

Después de haber recorrido el primer kilómetro nos veremos junto a un gran aljibe y un abrevadero, construcciones de valor estratégico en un entorno árido, como en el que nos encontramos. El aljibe subterráneo es de planta rectangular y tiene una bóveda de medio punto como cubierta. Por detrás podremos ver el decantador para el agua de lluvia de la que se nutre. Continuamos en la misma dirección (noreste) eludiendo varios caminos que se derivan a uno y otro lado del nuestro. Llegamos, así, a las colinas que venimos observando desde un principio. Tras pasar entre le cerro Blanco, a nuestra izquierda, y el del Huevo, desembocamos en otra pista que tomamos a la izquierda. Vemos de cerca unos viejos bancales con muros de contención, llamados balates.

Nos dirigimos al cortijo Montano, a unos doscientos metros del cruce. A la izquierda queda el pequeño olivar en el que ya reparamos anteriormente. En el cortijo, un panel informativo trata de la arquitectura popular, aprovechando tan interesante muestra, y de las ventajas de la misma en este medio adverso.

Dejando atrás el cortijo, avanzamos entre los cerros rumbo suroeste, por la Cañada de Rubio, hasta volver a la llanura algo más de dos kilómetros más adelante, y nos aproximamos a la cortijada del Hornillo, que dejamos a menos de cien metros a nuestra derecha, mientras viramos nuestro rumbo hacia el sur. Al poco, dejamos la pista para tomar otra a la izquierda, por la que enfilamos el camino de regreso.

El contraste del regadío con la vegetación espontánea (esparto, palmitos, chumberas, pitas, retamas…) crea sugerentes estampas por el camino. Unos seiscientos metros antes del cortijo de los Frailes nos encontramos una encrucijada de caminos, donde tomaremos a la derecha, para poco después finalizar el sendero.

Fuente: REDIAM

Para más información, puedes clicar aquí.

Consulta consejos sobre senderismo con perros clicando aquí.

articulos senderismo

¡COMPARTIR ESTA INFORMACIÓN!

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

¡SÍGUENOS!

facebook     youtube

 

Hoteles Playa Senator

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas por el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra Política de Cookies.

Acepto las cookies de este sitio.