Imprimir esta página

SENDERO FEMES-PAPAGAYO (LANZAROTE)

Valora este artículo
(0 votos)

Lugar: Lanzarote

Longitud: 4 kms

Dificultad: media

Tiempo estimado: 2 horas y media

Tipo de sendero: lineal

CÓMO LLEGAR: se deja el coche junto al mirador de Femés, en la salida sur de este pueblo. Ascendemos una pequeña cota y justo a los pies del valle que mira a la costa sureste de la isla, encontramos unos mapas con diferentes veredas en unos postes, entre ellas la nuestra: Femés - Playa Blanca.

 

Nos dirigimos hacia el corazón del Monumento Natural de Los Ajaches. Éste es un sendero que nos permitirá atravesar uno de los atractivos naturales del sur de Lanzarote. No puede compararse con sus vecinos de Timanfaya y La Geria, pero lafemespapagayo1 ruta, visualmente monótona en casi todo su recorrido, atrapa por su extraño encanto.

La red de senderos de Los Ajaches es una de las pocas bien señalizadas de Lanzarote.ç

Localizado el itinerario partimos en dirección sur por un estrecho camino de uso tradicional de cabras. Hay que estar muy pendiente del firme.

En esta zona, el ambiente seco de la zona no impide la proliferación de tuneras y los pequeños árboles conocidos como comobobos que salpican la estampa seca de Los Ajaches. Ala media hora de camino, una vez rodeada la primera cota montañosa, en la degollada Morro del Perro, encontraremos una excelente posición para contemplar tranquilarmente la postal de Playa Blanca con Isla de Lobos y las dunas de Corralejo de Fuerteventura al fondo, las Salinas de Janubio y los pueblos de Maciot y Las Breñas.

Por esta zona, encontrareos otra señalización del camino, un nuevo poste con dos marcadores, rojo y naranja, que detalla el femespapagayo2itinerario a continuar. A nuestros pies aparece un corral de cabras. Debemos guiarnos por el sendero rojo, que nos situará en un camino más ancho y seguro que el de cabras por el que hemos transitado hasta este momento.

En este punto nos adentraremos en la cara este de Los Ajaches, en busca de la Peña de los Dises. El magnetismo de este espacio natural se percibe en su ambiente seco y sin embargo colorido. Los tonos rojizos, naranjas, ocres y negros se funden e intercalan con las salpicaduras verdes de las tuneras, las tabaibas y los sempiternos bobos.

Esta etapa es más monótona, y la vereda va en continuo zigzag. Si nos asomamos a la costa, contemplaremos unas magníficas calas y acantilados.

El final del sendero se acerca, y el escenario se transforma en desértico plagado de aulagas. Llegamos a la playa del Congrio, fin del sendero.

Fuente: ociolanzarote.com 

Consulta consejos sobre senderismo con perros clicando aquí.

¡COMPARTIR ESTA INFORMACIÓN!

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Artículos relacionados (por etiqueta)

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas por el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra Política de Cookies.

Acepto las cookies de este sitio.