SENDERO CERRADA DE LA MAGDALENA (Castril)

Valora este artículo
(0 votos)

Lugar: Castril

Longitud: 1.6 kms

Dificultad: baja

Tiempo estimado: 1 hora

Tipo de sendero: lineal

CÓMO LLEGAR: Hasta Castril por la A-326 (Pozo Alcón – Huéscar). Desde allí tomar el carril del Nacimiento del río Castril, pasando el campamento turístico El Cortijillo. 1 km más adelante, cruzaremos el puente de Pino Hermoso, punto de inicio del sendero.

cerrada2La ruta propuesta en este sendero nos llevará a través de un bosque mediterráneo, parte en estado de plena madurez, y parte en diferentes fases de regeneración. Asímismo, podremos contemplar amplias panorámicas de un paisaje calizo en el que destaca la exuberancia del bosque de la ribera de Castril. Y, al final del trayecto, una espectacular visión de la Cerrada de la Magdalena, de sus paredes rocosas desde las que desciende el salto de agua que inmediatamente se remansa creando un ambiente de gran belleza.

El puente de Pino Hermoso es el punto de inicio del sendero. Si nos acercamos al río antes de comenzarlo, podremos observar cómo se distinguen varios tramos distintos en él: una zona de rápidos, otra de poza ( bajo el puente) y otra con poca profundidad. Esta zona es idónea para que la trucha, una de las especies emblemáticas del parque natural, ponga sus huevos. A la zona poco profunda y con piedras pequeñas apta para que esta especie ponga sus huevos se llama frezadero.

Al ponernos en ruta dejaremos de ver al río, aunque seguiremos casi hasta el final en paralelo al curso del Castril. Tras discurrir unos centenares de metros por una pista forestal, tomamos una vereda señalizada. Poco a poco empezamos a subir adentrándonos en un bosque de pinos carrascos y encinas con matorrales nobles como el romero, la cornicabra o el escaramujo.

Hemos llegado a una casa en ruinas, rodeada de sembrados y árboles frutales: higueras, algún cerezo, granados, etc. Es fácil identificar que era un cortijo, y que los frutales abastecían a la familia que allí vivía. Una acequia, más arriba del cortijo, sigue todavía suministrando agua a los cortijos de río abajo. Hay aquí abundante pasto para el ganado, un uso tradicional que hoy en día continúa siendo importante, especialmente desde que creó el parque natural, pues la oveja segureña es la típica de estas montañas.

Nos encontramos una bifurcación en nuestra ruta. El camino está bien señalizado, por lo que seguiremos  el hito de nuestra izquierda. Conforme vamos caminando podemos empezar a ver pinos carrascos. Es también buen momento para fijarnos en las encinas y en el microhábitat que le rodea: es interesante ver como en un bosque de encinas como éste, pueden crecer muchas otras especies de matorral, dándole al ecosistema más abundancia de especies, más diversidad, y por tanto, más riqueza.

Al alcanzar la vertiente de la Magdalena, se abre la panorámica. En el curso del río Castril se destaca un bosque de ribera. La arboleda de ribera tiene tonos brillantes, en otoño da al paisaje un ambiente dorado y, en invierno, las hojas de la mayoría de los árboles se caen. Todo ello produce un contraste acusado de formas y colores en el interior del bosque mediterráneo.

Las rocas que asoman en los tajos a lo largo del camino son calizas. Forman barrancos y paisajes abruptos. Sus grietas y salientes sondéales para muchas especies de rapaces o carroñeros; aquí podemos ver águila real, halcón, el buitre y otras más. Los nidos los suelen construir en los salientes de la roca.

Tras pasar un cartel que nos informa sobre los cortijos de la ladera de enfrente y el nombre de sus montes, empieza la bajada hacia la cerrada. Dejamos de ver el matorral para dejar paso a las coníferas. Son pinos salgareños, de corteza negruzca y piñas pequeñas.cerrada_de_la_magdalena

Ya hemos llegado a la impresionante Cerrada de la Magdalena. Este arroyo nace aguas arriba y va a parar al río Castril. Este se dirige hacia el sur. Allí mezclará sus aguas con otros ríos en el embalse del Negratín que irá a parar al Guadiana Menor. Este pertenece a la cuenca del Guadalquivir, por lo que las aguas del arroyo de la Magdalena llegan a conocer media Andalucía.

Fuente: REDIAM

Para más información, puedes clicar aquí.

Consulta consejos sobre senderismo con perros clicando aquí.

articulos senderismo

¡COMPARTIR ESTA INFORMACIÓN!

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

¡SÍGUENOS!

facebook     youtube

 

Hoteles Playa Senator

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas por el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra Política de Cookies.

Acepto las cookies de este sitio.