PEÑA DE CADALSO (Cadalso de los Vidrios)

Valora este artículo
(3 votos)

Lugar: Cadalso de los Vidrios

Longitud: 2.6 kms

Dificultad: baja

Tiempo estimado: 1 hora

Tipo de sendero: lineal

CÓMO LLEGAR: por la A-5 hasta la salida 32, donde se continúa en dirección Navalcarnero. Al llegar a Navalcarnero tomar la M-507 hacia Cadalso de los Vidrios. Cuando la carretera entra en el pueblo, hay que seguir las indicaciones para llegar al Centro de Salud. Frente a la entrada de éste, se encuentra la Plaza de Toros.

 

Desde pocos lugares puede observarse una panorámica tan extraordinaria del pueblo de Cadalso de los Vidrios como desde Peña Muñana, una formación granítica de 1044 metros de altitud, escarpada, rodeada de risco y precipicios y que preside este municipio de la Sierra Oeste madrileña. De hecho, antiguamente se utilizaba como lugar de vigilancia.

La subida a la Peña de Cadalso, como también se la conoce, es sencilla, breve y podrán hacerla personas sin ninguna experiencia. Elpena-munana-2-cadalso-de-los-vidrios-madrid-espana-2005_128508 tramo final para acceder a lo más alto de la cumbre, no obstante, es algo más complicado, pues debe treparse entre rocas.

Se trata de una ruta lineal que asciende suavemente entre pinares y formas graníticas moldeadas por la erosión, con una interesante riqueza paisajística. Partiendo desde la Plaza de Toros Monumental Metálica de la localidad, la distancia aproximada es de 2.6 kms, el desnivel de unos 175 metros y la duración del recorrido es de alrededor de 1 hora. La bajada se realiza por el mismo camino. Sin embargo, los más experimentados podrán optar por bajar por la cara sur, cortada abruptamente y con una fuerte pendiente. Sea cual sea su condición física y su experiencia en este tipo de actividades, no hay excusa para no subir a esta peña de gran valor geomorfológico y situada entre las sierras de Guadarrama y Gredos.

 

Nada más tomar el sendero que parte junto a un panel indicador (el que muestra el trazado de una ruta distinta), los pinares dominan el paisaje. Los ejemplares de pino piñonero y pino resinero se reparten el terreno.

Entre los pinos, se hacen hueco las numerosas encinas, árbol típico de la región mediterránea. Sus frutos, las bellotas, son el principal motivo por el que se cultivan.

Entre los márgenes de los distintos senderos que se siguen durante el recorrido abundan arbustos como la jara pringosa y el cantueso.

Cuando se han andado unos 2.350 kms aproximadamente desde el inicio de la ruta, surgen además helechos comunes, que pueden alcanzar los 2 metros de altura.

Según se avanza y se va subiendo por la ladera de la peña, el camino es cada vez más pendiente y más estrecho y los lanchares de granito, que forman parte del paisaje e la ruta desde su inicio, se hacen más grandes. Al subirlos hay que tener cuidado porque son muy resbaladizos. A lo largo de la ruta, el granito no sólo está presente en estos lanchares. También es posible verlo en distintas formas modeladas por la erosión y en las enormes canteras graníticas de Cadalso de los Vidrios, que son visibles desde el recorrido y que dejan constancia de la importancia de la cantería en el lugar.

Las sensacionales panorámicas que también se pueden obtener del pueblo son otro de los grandes atractivos de la ruta. Aunque en numerosos puntos es posible ver a vista de pájaro la localidad rodeada de viñedos y pinares, desde ningún lugar se obtiene una vista tan asombrosa como en la cumbre de la peña. Ésta alcanza incluso las cercanas provincias de Ávila y Toledo. Subir a lo más alto de Peña Muñana no es sencillo, pues es necesario trepar entre las rocas y hay que hacerlo con mucho cuidado para evitar los resbalones.

Al alto valor ecológico, paisajístico y sobre todo geomorfológico del lugar, hay que sumar que la Peña de Cadalso se encuentra dentro de la Zona de Especial Protección para las Aves llamada Encinares de los ríos Alberche y Cofio, lugar de campeo y nidificación del águilar imperial ibérica, el buitre leonado, el buitre negro, el águila perdicera o el búho real.

El regreso al punto de inicio puede hacerse de dos maneras. La más sencilla es por el mismo camino, deshaciendo lo andado. La otra opción para volver es bajando por la cara sur de la peña, pero hay que tener en cuenta que este retorno alternativo supone un mayor esfuerzo físico y su dificultad es mayor, ya que se hace por una senda apenas marcada, con una fuerte pendiente y que desciende bruscamente entre numerosas rocas y abundante vegetación durante aproximadamente 1 kilómetro.

Fuente: madrid.org

 Para más información, puedes clicar aquí.

Consulta consejos sobre senderismo con perros clicando aquí.

articulos senderismo

¡COMPARTIR ESTA INFORMACIÓN!

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

¡SÍGUENOS!

facebook     youtube

 

Hoteles Playa Senator

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas por el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra Política de Cookies.

Acepto las cookies de este sitio.