SENDA DEL CASTAÑAR (El Tiemblo)

Valora este artículo
(0 votos)

Lugar: El Tiemblo

Longitud: 4.3 kms

Dificultad: baja

Tiempo estimado: 2 horas

Tipo de sendero: circular

El trazado de esta senda nos permitirá explorar y conocer uno de los bosques más hermosos y singulares de la comarca: es “El Castañar de El Tiemblo”, verdadero orgullo de los temblemos y el de mayor tiemblo1extensión del sistema Central.

Nos encontramos en la cabecera de la garganta de la Yedra, donde los bosques mixtos de roble, melojo o rebollo y castaño dan paso a una masa pura de esta especie, el castaño, árbol que pudo ser introducido o al menos favorecido y difundido en la península en épocas romanas y que se ha adaptado en numerosos lugares de nuestro territorio, en parte debido a la importancia que su fruto, las castañas, representaba antaño en la dieta alimenticia de las poblaciones.

A lo largo de la ruta podremos observar diferentes especies de árboles y arbustos que acompañan al castaño o forman parte del sotobosque del castañar ( majuelo, avellano, cerezo silvestre…)

Atravesaremos el bosque aprovechando el camino que parte del área recreativa de El Regajo. Desde el comienzo de la senda transitamos entre jóvenes castaños de troncos rectos y espigados, dejando a la derecha una vaguada con avellanos, zarzas y rosales silvestres.

Pasada la fuente de los Cazueleros encontraremos un mojón con una bifurcación del camino; seguiremos hacia la derecha para, tras una suave y corta ascensión, llegar a una explanada donde el bosque se abre y se encuentra el refugio de Majalavilla.

En esta zona podemos tiemblo2observar varios castaños de gran porte, y un poco más adelante una pequeña senda nos lleva primero a un pino resinero de considerable tamaño y poco después hasta “El Abuelo”, monumental castaño centenario, de enorme perímetro y sugerente silueta, del que comentan los viejos del lugar que su tronco es capaz de dar cobijo a todo un rebaño de cabras, y que se encuentra dentro del Catálogo de Especímenes Vegetales de Singular Relevancia de Castilla y León.

Continuando por el camino discurrimos paralelos al arroyo de la garganta de la Yedra, con agua todo el año y con una hilera de alisos que formando un pequeño bosque en galería, serpentean junto al arroyo. Llegamos  a la explanada denominada las Praderas de Garrido, donde siguiendo el camino giraremos hacia la izquierda para, atravesando un pequeño rebollar, desembocar en el paraje conocido por el “castañar de Resecadal”, donde podemos apreciar varios ejemplares de castaños de gran tamaño que parecen acompañarnos y resguardarnos hasta llegar al “castaño del Codao”. Este árbol nos muestra un aspecto muy característico de los castaños: su viejo tronco central ya muerto pero del que surgen rodeándolo múltiples rebrotes en “corona”, sus vástagos creciendo con vigorosa fuerza.

Descendemos ahora por una zona con mayor pendiente en la que el camino se hace más sinuoso y el bosque aparece salpicado de rocas graníticas para salir a la bifurcación inicial desde donde, tomando el camino de la derecha, regresaremos al área recreativa y al principio de la ruta.

Fuente: patrimonionatural.org

Para más información, puedes clicar aquí.

Consulta consejos sobre senderismo con perros clicando aquí.

articulos senderismo

¡COMPARTIR ESTA INFORMACIÓN!

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

¡SÍGUENOS!

facebook     youtube

 

Hoteles Playa Senator

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas por el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra Política de Cookies.

Acepto las cookies de este sitio.